7 grandes beneficios de la inseminación artificial

Sabemos que muchas personas desean saber en qué consiste la inseminación y cómo puede ayudarles a tener un bebé, así que hoy decidimos explorar los principales beneficios de la inseminación artificial (IA)…

Éste es un método de baja complejidad que consiste en colocar el semen capacitado del hombre dentro del útero de la mujer. Generalmente, su porcentaje de éxito se clasifica según la edad de la paciente; tanto para mujeres menores como mayores de 37 años, las posibilidades de lograr el embarazo aumentan repitiendo los intentos de inseminación.

¿Qué beneficios tiene la inseminación artificial? 

  1. Ayuda a superar los problemas relacionados con la concepción

Hace tiempo, esta técnica sólo se utilizaba en parejas conformadas por un hombre y una mujer, pero actualmente las mujeres solteras y las parejas del mismo sexo también están optando por este método para tener hijos. 

  1. Es la técnica de reproducción asistida más natural

La inseminación artificial es lo más cercano al coito natural. Es una técnica sencilla e indolora que ha demostrado tener resultados positivos en parejas donde esta indicado.

De hecho, la inseminación facilita el viaje que realizan los espermatozoides de forma natural. En el laboratorio, podemos rastrear los mejores espermatozoides y mejorar las condiciones para lograr la fecundación, pues quizá existe alguna dificultad que les impide llegar al óvulo. 

  1. Si el padre sufre de alguna enfermedad hereditaria o genética, se puede evitar su transmisión al bebé

Durante el procedimiento, realizamos un análisis del semen para detectar cualquier anomalía genética o cromosómica y seleccionamos los espermatozoides sanos. Por lo tanto, existen menos probabilidades de que estas enfermedades se transfieran del padre al bebé. 

  1. Selecciona los mejores espermatozoides

Antes del procedimiento, capacitamos el semen dentro del laboratorio. Esta capacitación espermática consiste en seleccionar y preparar a los espermatozoides para que penetren la membrana gruesa que protege al óvulo y se fusionen creando un embrión.

  1. Poco estrés para el cuerpo

El tratamiento incluye medicamentos (pueden ser pastillas o inyecciones con hormonas) que pueden tener leves efectos secundarios. Pero esto no debe ser un tema de preocupación, ya que el especialista en fertilidad siempre buscará la medicación y la dosis adecuada para cada paciente.

6. Menor impacto ovárico

Esta técnica requiere estimulación ovárica, pero es más leve que la necesaria para un tratamiento de fecundación in vitro (FIV). Por eso, los efectos secundarios del tratamiento hormonal son mínimos.

  1. Accesibilidad económica

Como no requiere procedimientos complejos (en comparación con métodos como la FIV), es un tratamiento accesible. Si quieres conocer su valor en nuestra clínica de fertilidad, puedes descargar nuestros tratamientos y precios dando clic a continuación.

{{cta(‘c8f3e429-4857-4ccc-85fc-497532b827de’,’justifycenter’)}}En resumen, podemos concluir que los beneficios de la inseminación artificial en pacientes en quienes está indicada, incluyen su eficacia, accesibilidad y menor costo. Recuerda que debes consultar a tu médico para saber más sobre el tratamiento y para averiguar si es la mejor opción para ti.