Donación de óvulos: ¿cómo es el proceso?

Muchas parejas que tienen el sueño de ser padres consideran la donación de óvulos cuando han intentado concebir  por mucho tiempo y, después de recibir una evaluación médica, descubren que no pueden lograrlo con óvulos propios.

La donación de óvulos es un acto voluntario y altruista que otorga a muchas parejas y mujeres la oportunidad de formar una familia cuando no pueden conseguirlo de otra manera. El primer embarazo logrado con ovodonación ocurrió hace más de treinta años y, a la fecha, miles de bebés han nacido en todo el mundo gracias a este procedimiento.

La mala calidad de los óvulos es una de las principales razones para recurrir a la donación, aunque el tratamiento también ayuda a pacientes:

  • Con alguna anomalía en los ovarios.
  • Sin ovarios pero con útero intacto.
  • Con enfermedades genéticas que no desean transmitir a sus hijos.
  • Con enfermedades que contraindican la estimulación ovárica.
  • Mayores de 39 años.

Donación de óvulos: ¿cómo es el procedimiento?

El procedimiento con óvulos de donante consiste en un ciclo de fecundación in vitro en el que utilizamos óvulos de una mujer donante en lugar de los óvulos de la paciente.

En la clínica de reproducción asistida obtenemos, quirúrgicamente, los óvulos de mujeres jóvenes y sanas -generalmente entre 21 y 35 años- en edad reproductiva que nos dan su consentimiento.

Todas nuestras donantes pasan por un programa de selección muy estricto que incluye una entrevista personal para conocer su historia clínica, revisión ginecológica y análisis médicos para detectar cualquier anomalía genética o cromosómica, evitando así la transferencia de embriones con patologías.

Posteriormente, asignamos a una donante que tenga características físicas muy similares a los rasgos de la receptora.

La donante recibe un tratamiento a base de pastillas o inyecciones hormonales que estimulan la ovulación. Normalmente, hacemos revisiones rutinarias para detectarla y realizamos un procedimiento indoloro para extraer quirúrgicamente los óvulos maduros. En la fecundación in vitro, inseminamos los óvulos donados con los espermatozoides de la pareja.

Cinco días después, transferimos máximo dos embriones al útero para generar un embarazo. Si el procedimiento es exitoso, el embrión se unirá al revestimiento del útero y se convertirá en un bebé sano.

El éxito en la donación de óvulos depende de muchos factores, incluyendo la edad de la donante, el proceso de recuperación de la paciente, la calidad del semen en la pareja y la salud general de la mujer receptora.

Al igual que otros procesos de reproducción asistida, la pareja debe buscar asesoramiento profesional y especializado para explorar las preocupaciones emocionales y físicas que surgen antes, durante y después del tratamiento.

Si deseas programar una consulta con un especialista, en Citmer te brindamos nuestros servicios como clínica de reproducción asistida. Te invitamos a conocer y formar parte de nuestro programa Donando Sueños.