Infertilidad: una cuestión de tiempo (y paciencia)

Cuando existen problemas para concebir, tus emociones pueden estar a flor de piel y hacerte dudar sobre tomar, o no, el siguiente paso para lograr un embarazo. Hoy, queremos platicarte sobre la importancia del tiempo para tu fertilidad y por qué debes tener paciencia ante esta situación.

Como otras condiciones médicas, la infertilidad puede superarse con un tratamiento médico. Sin embargo, el tiempo es un factor vital para lograr un embarazo exitoso, especialmente para las mujeres.

Aunque las técnicas modernas de reproducción asistida han permitido incrementar el rango de edad para tener un bebé, es importante analizar cuándo es el momento ideal para acudir a un médico especialista o una clínica de fertilidad. 

Para las parejas, es buena idea establecer una fecha (no tiene que ser demasiado específica) para planificar el embarazo. No sólo por sus objetivos personales sino también porque, en caso de someterse a un tratamiento de fertilidad, esto podría tomar tiempo. 

Establecer una fecha para el futuro, además, reducirá posibles tensiones y les permitirá enfrentar una situación que, probablemente, ninguna pareja espera: la infertilidad.

En general, los especialistas recomendamos agendar una cita si no han logrado la concepción después de un año de relaciones sexuales sin protección. La consulta inicial con un especialista los ayudará a entender mejor los problemas que tú o tu pareja puedan tener, así como entender los aspectos básicos de los tratamientos de fertilidad.

Inclusive, reunirse con un médico les permitirá saber que los tratamientos sencillos, como el coito programado, aumentan sus posibilidades de lograr el embarazo.

Una cuestión de tiempo

En diversos estudios, las parejas encuestadas afirman que, al tratar de concebir, quizá esperaron demasiado tiempo para empezar a intentarlo. Pero la infertilidad es una condición –más común de lo que se cree– que pocas parejas consideran. 

De hecho, la probabilidad mensual de lograr un embarazo en parejas fértiles está entre 20 y 25 por ciento, pero la probabilidad se reduce si existe algún impedimento. En parejas que experimentan infertilidad, ésta puede ser causada por el hombre o por la mujer y, en algunos casos, por ambos.

Sin embargo, no deben desanimarse por algo que está fuera de su control. Si piensan, como pareja, que esperaron demasiado tiempo para intentarlo, no sabrán si hubieran obtenido el mismo resultado hace uno, dos o 10 años, hasta consultar al médico.

Una cuestión de paciencia

Es muy importante que sean pacientes y no pierdan la confianza de que pueden lograrlo. Hagan su primera visita a la clínica de fertilidad y descubran las opciones que existen para ustedes. A menudo, las personas se sorprenden -gratamente- al saber que un pequeño ajuste a su estilo de vida o un tratamiento de fertilidad es justo la solución que necesitan.

Nuestro consejo es no dejar que la espera y la frustración les impidan lograr su sueño de tener un bebé.

¿Quieres una opinión profesional? En Citmer, nuestros especialistas cuentan con más de 10 años de experiencia y resolverán todas tus dudas. Conócenos.