Fertilidad congelación de óvulos congelación de semen reproducción asistida clínicas de reproducción clínicas de fertilidad

¿Se puede resucitar después de la congelación?

En más de una ocasión muchos de nosotros hemos soñado con tener poderes o habilidades mágicas que nos permitan sobreponernos a obstáculos y enemigos feroces. Quizás, entre los elementos de esta lista seductora de maestrías, pericias e ingenios se encuentre uno no tan popular entre nuestros superhéroes: la inmortalidad.

Sí así es, déjame decirte que no estamos tan alejados de la ficción como podrías imaginarlo. Como bien dijo Issac Asimov: “Los escritores de ciencia ficción prevén lo inevitable…”. Esto gracias a una técnica que lleva ya varias décadas en desarrollo conocida como: criopreservación. ¿Pero qué es la criopreservación? ¿Meter algo congelador para que dure más tiempo? ¿Simplemente bajar la temperatura de las cosas? Sí, y no.

 La criopreservación es mucho más que eso. Tiene como objetivo el mantenimiento de la viabilidad y funcionalidad celular a bajas temperaturas. ¿Qué tan bajas?  Bueno, que te parece una temperatura extrema de – 198.8 º la temperatura del nitrógeno líquido, a la cual el acero se vuelve tan frágil como un cascarón; la piel y otros tejidos se congelan al instante.

La criopreservación es toda una ciencia que busca entender como los seres vivos reaccionan a bajas temperaturas para detener su tiempo biológico. Dentro de cada uno de nosotros y durante toda nuestra vida, se lleva a cabo una infinidad de reacciones bioquímicas que nos mantienen vivos y que cesan, en términos generales al momento de morir. A esto se le conoce como tiempo biológico y el frio alenta estas respuestas más no las detiene por completo.

Existen complicaciones. ¿Cuántos de nosotros no nos hemos quemado al sujetar una bola de nieve por mucho tiempo? ¿O hemos oído las tristes historias de alpinistas cuyas extremidades se congelaron y simplemente se les cayeron del cuerpo? El frio puede ser una herramienta de doble filo si no se usa apropiadamente. La estructura, tamaño y composición de nuestras células en términos de agua y macromoléculas, determina que técnicas de criopreservación son las adecuadas. Ya que no es lo mismo un espermatozoide mucho más pequeño con membranas de diferente constitución, que un ovulo mucho más complejo, aunque existen las mismas consideraciones. Ahora bien, ¿se puede criopreservar todo tipo de tejido y por cuánto tiempo? La respuesta teórica es sí, siempre y cuando se suspenda el tiempo biológico cuidando la integridad de la célula. Algo que no es tan sencillo.

Sin embargo, hoy en día existen técnicas de congelación para una gran gama de tejidos y células. Por mencionarte algunos se pueden congelar con alta eficacia: espermatozoides, óvulos, embriones también e incluso tejido gonadal. ¿Y por cuánto tiempo? Esa es la maravilla, ya que, de hacerlo correctamente puede permanecer en ese estado durante décadas y ser reanimado después como si nada hubiera pasado. Acércate a nuestros expertos para cualquier duda que tengas. Recuerda que aquí en Citmer deseamos ser parte de tu historia.

REFERENCIAS:

Ávila-Portillo, L., Madero, J., López, C., León, M. F., Acosta, L., Gómez, C., Delgado, L., Gómez, C., Lozano J., & Reguero, M. (2006). Fundamentos de criopreservación. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología. 57(4): 291 – 300. Fahy, G., & Wowk, B. (2014). Principales of Cryopreservation by Vitrification. Methods in Molecular Biology. 21 – 82. doi:10.1007/978-1-4939-2193-5_2.